a aaaaa

Artículos

Misterios Gozosos

EL SANTO ROSARIO

Por la señal de la Santa Cruz…

JESÚS MAESTRO DIVINO, ENSÉÑANOS A AMAR COMO TÚ AMAS.

ACTO DE CONTRICIÓN:
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Tú quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberte ofendido, propongo firmemente no pecar más, confesarme, cumplir la penitencia que me sea impuesta y apartarme de todas las ocasiones de pecado.
Te ofrezco Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de mis pecados, confío en tu Misericordia infinita que me los perdonarás y me darás gracia para enmendarme y pers
everar en tu santo servicio hasta el fin de mi vida.  Amén.

1º Misterio – La Anunciación del Ángel y la Encarnación del Verbo.  (cfr. Lucas 1, 26-38)
2º Misterio – La visitación de la Santísima Virgen María a su prima Santa Isabel (cfr. Lucas 1, 39-48)
3º Misterio – El nacimiento del Hijo de Dios en Belén (cfr. Lucas 2, 1-19) (cfr. Mt. 2, 1 y 11)
Contemplemos el gozo que produce el acontecimiento de la Encarnación, evidente desde la Anunciación (cfr. C. Apostólica Rosario de la Virgen María, punto 20)
Pedimos la humildad.
El gozo se percibe en el encuentro con Isabel, donde la voz de María Santísima y la presencia de Cristo en su seno, hacen “saltar de alegría” a Juan, en el seno de Isabel. (cfr. Carta Apostólica Rosario de la Virgen María –punto 20)
Pedimos la caridad fraterna.
Contemplemos llenos de gozo el nacimiento del Divino Niño, el Salvador del mundo. (cfr. Carta Apostólica Rosario de la Virgen María  -punto 20)
Pedimos la pobreza de espíritu.
Padre Nuestro... Padre Nuestro... Padre Nuestro...
  1. Dios envió al Ángel Gabriel a Nazareth a una Virgen, su nombre era María.         Ave María…
  2. El Ángel la saludó diciéndole: “Alégrate llena de gracia, el Señor está contigo”.
  3. Ella pensaba qué significaría aquel saludo.
  4. El Ángel le dijo: “No temas, María”.
  5. “Concebirás y darás a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús”
  6. “Él será grande y será llamado “Hijo del Altísimo”.
  7. María respondió: “¿cómo será esto?”
  8. El Ángel le contestó: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra”.
  9. Dijo María: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”.
  10. Y el Verbo se hizo carne  y habitó entre nosotros.
  1. En aquellos días María fue a una aldea de Judea.  Ave María…
  2. A la casa de su prima Isabel que estaba encinta.
  3. En cuanto oyó Isabel el saludo de María, el niño saltó de gozo en su seno.
  4. Isabel quedó llena del Espíritu Santo.
  5. Y exclamando con gran voz dijo a María: “Bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre”.
  6. “¿De dónde a mí que la Madre de mi Señor venga a visitarme?”.
  7. “Feliz eres María porque has creído que se cumplirían las palabras que te fueron dichas de parte del Señor.”
  8. Dijo María: “Engrandece mi alma al Señor”.
  9. “Y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador”.
  10. “Porque ha puesto sus ojos en la pequeñez de su esclava”
  1. Fue José con María, su esposa, de Nazareth a Belén para empadronarse.        Ave María
  2. Mientras estaban allí, Ella dió a luz a su Divino Hijo.
  3. Había en aquel lugar algunos pastores.
  4. Se les presentó un ángel y la gloria del Señor los envolvió con su luz.
  5. El Ángel les dijo: “Les anuncio una gran alegría, que será para todo el pueblo”.
  6. “Hoy ha nacido el Salvador, que es Cristo el Señor”.
  7. Apareció una multitud de ángeles alabando a Dios.
  8. Diciendo: “Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.
  9. Los pastores fueron a toda prisa y encontraron a María, a José y al Niño acostado en un pesebre.
  10. Unos Magos que venían de Oriente, postrándose ante el Niño Dios, le adoraron.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos, Amén.

JESÚS MAESTRO DIVINO…
ENSÉÑANOS A AMAR COMO TÚ AMAS.
MARÍA, MADRE Y REINA NUESTRA
PROTEGE NUESTRO HOGAR Y NUESTRA FAMILIA
.

4º Misterio – La Presentación del Niño Jesús en el templo  (cfr. Lucas 2, 22,  25-35) 5º Misterio – El Niño Jesús perdido y encontrado en el templo. (cfr. Lucas 2, 41 y ss.)
La presentación en el Templo, expresa la dicha de la consagración y el gozo de Simeón al contemplar a Jesús y tomarlo en sus brazos. (cfr. Carta Apostólica Rosario de la Virgen María – punto 20)
Pedimos la virtud de la obediencia.
Contemplamos el gozo de la revelación de su misterio de Hijo, dedicado enteramente a las cosas del Padre (cfr. C. Apostólica Rosario de la Virgen María – Punto 20)
Pedimos la gracia de no perder a Jesús por nuestros pecados.
Padre Nuestro... Padre Nuestro...
  1. José y María llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor. Ave María…
  2. Jesús fue consagrado al Padre en el Templo.
  3. Sus padres ofrecieron en sacrificio un par de tortolitas.
  4. El Niño fue devuelto a su Madre, que en adelante lo alimentará como al Cordero de Dios para el sacrificio.
  5. Había en Jerusalén un hombre llamado Simeón.
  6. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no moriría antes de ver al Mesías.
  7. Fue al Templo, tomó al Niño en sus brazos y bendijo a Dios.
  8. Y exclamó: “Ahora Señor puedes dejar a tu siervo irse en paz”.
  9. “Porque han visto mis ojos al Salvador.”
  10. Simeón dijo a María: “Este Niño será señal de contradicción, y a ti, una espada de dolor traspasará tu alma”.
  1. Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Ave María…
  2. Cuando Jesús tenía 12 años, lo llevaron con ellos a la fiesta.
  3. Al regresar, Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres.
  4. Ellos creyendo que estaría en la caravana, hicieron un día de camino.
  5. Al terminar la jornada lo buscaron entre parientes y conocidos.
  6. Al no encontrarlo, volvieron a Jerusalén en su busca.
  7. Después de tres días, lo encontraron en el Templo en medio de los Doctores.
  8. Su Madre le dijo: “Hijo, ¿Por qué nos has hecho esto?”.
  9. Él contestó: “¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?”
  10. El Niño regresó con ellos a Nazareth y crecía en sabiduría y en gracia delante de Dios y de los hombres.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos, Amén.


JESÚS MAESTRO DIVINO…
ENSÉÑANOS A AMAR COMO TÚ AMAS.
MARÍA, MADRE Y REINA NUESTRA
PROTEGE NUESTRO HOGAR Y NUESTRA FAMILIA.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos, Amén.

JESÚS MAESTRO DIVINO…

ENSÉÑANOS A AMAR COMO TÚ AMAS.

MARÍA, MADRE Y REINA NUESTRA

PROTEGE NUESTRO HOGAR Y NUESTRA FAMILIA.

Categoría de nivel principal o raíz: AGRUPACIÓN DE ESPOSAS CRISTIANAS